¿Quién fue el primer ser racista?

Dom, 03/22/2020 - 17:57
racista

Vicios morales como el egoísmo, la búsqueda  de la supremacía y la ostentación son de las manifestaciones del racismo. La importancia personal, por un lado, hace que uno se crea a sí mismo superior a todos los demás y, por otro lado, el egocentrismo lo lleva a luchar por la supremacía en todas las empresas y esfuerzos sociales. 
Una persona egoísta solo piensa en sí misma en todos los aspectos de su vida; por lo tanto, cuando surge un problema, esa persona solo se preocupa por sus propios intereses y no tiene la más mínima consideración por los intereses de los demás. 
En la etapa final del racismo, la persona intentará subyugar a todas las demás personas, basándose en su actitud dominante, a través de más riqueza, más poder, o simplemente llamando a su raza la raza superior. 
Aunque los vicios morales mencionados anteriormente tienen diferentes formas y manifestaciones, tienen una raíz en común, es decir, el racismo.  Vale la pena señalar que el egoísmo y el hambre de supremacía y poder impiden que uno acepte la lógica y se someta a la verdad. Es por esto que una persona egoísta que busca ganar dominio y poder sobre otros finalmente caerá en el racismo.
Según esta visión del racismo, quizás el primer ser racista fue Satanás; quien desobedeció el mandato de Dios debido a sus sentimientos racistas. Cuando Dios le ordenó que se postrara ante Adán, se negó a hacerlo ya que consideraba su raza, que fue creada a partir del fuego, superior a la raza del hombre, como fue a partir de la tierra.
Esta comparación entre el origen de su propio aspecto material y el del hombre lo llevó a la conclusión de que, el fuego era superior al barro, y por lo tanto, los genios eran superiores a los hombres en todos los aspectos.
Sin embargo, él no se daba cuenta de que el fuego y la tierra eran solo los aspectos materiales de los dos seres y que sus aspectos y cualidades espirituales eran más importantes. Por lo tanto, sin tener en cuenta la superioridad espiritual del hombre y basando su juicio en su aparente superioridad física concluyó que era superior al hombre e incluso desobedeció el mandato de Dios debido a sus sentimientos racistas. 
En realidad, la arrogancia de Satanás y su desobediencia al mandato de Dios de postrarse ante Adán creó un velo entre él y la verdad, impidiéndole comprender las verdaderas realidades del mundo. Él, como no era consciente de muchas realidades, se creyó superior al hombre y le dijo a Dios: "Yo soy mejor que él. A mí me creaste de fuego y a él lo has creado de barro." 
Esta arrogancia llevó a Satanás a cuestionar el mandato de Dios y desobedecerlo, algo que hizo que cayera en la incredulidad y fuera expulsado del Paraíso. 
Esto indica que la raíz del racismo es el engreimiento y el egoísmo, que se manifiestan en forma de alardear y jactarse y gradualmente se convierten en problemas mayores, como la extrema arrogancia y la lucha por la supremacía y la dominación.

tolidi: 
تولیدی

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
4 + 7 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.
Todos los derechos reservados. Al usar los materiales es obligatorio hacer referencia a www.welayatnet.com
Online: 29